¿Soy la única persona normal?

Asisto estupefacto al nuevo mensaje de los gurús de la motivación humana. La buena nueva que hará que cualquier ser humano del planeta aumente su autoestima hasta unos niveles increíblemente elevados. No importa que jamás en tu vida hayas hecho algo que sea medianamente memorable. Da igual que nunca hayas alcanzado un objetivo que te hayas propuesto, por pequeño que haya sido. Porque este nuevo bálsamo de Fierabrás hará que inmediatamente te sientas como ese ser grandioso que siempre has sido y que únicamente tú sabías que eras (y evidentemente el gurú de la motivación). Este nuevo giro con tirabuzón, imposible desde el más básico razonamiento humano, está siendo abrazado por multitud de personas de toda clase y condición. Los padres ahora están encantados con sus hijos, aunque sean unos piezas. Los profesores lo están con sus alumnos, aunque no hinquen los codos en todo el curso. Los jefes no hacen más que valorar a sus colaboradores, sobre todo a los incomprendidos que no pegan ni golpe. Y los directores de periódicos están felices con sus colaboradores, aunque algunos no tengamos ni idea de escribir.

Para seguir leyendo pulsar aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *