Reto Abril. Día 24: Capacidad de Autocrítica

Hola y bienvenido de nuevo a otro día del reto de abril para el desarrollo de tus competencias. Hoy es el día 24 y parece que fue ayer cuando empezamos a escribir ejercicios prácticos para mejorar competencias. Pero no, llevamos ya 24 días seguidos con ejercicios que espero que te estén sirviendo. Quizá no los estés haciendo todos durante este mes, pero guárdalos para un futuro no muy lejano que seguro que te vendrán bien. Hoy vamos a trabajar una competencia interesante: la Capacidad de Autocrítica.

Competencia del Día

La Capacidad de Autocrítica puede definirse como la capacidad para enjuiciar y examinar el propio comportamiento utilizando criterios externos e internos. No sé porqué esta competencia me acaba de recordar el diálogo que mantienen Carmen Sternwood (Martha Vickers) con Marlow (Humphrey Bogart) en “El Sueño Enterno”, cuando ella le dice: “Es usted guapo” y él rápidamente contesta “Y cada minuto que pasa lo soy más”. En fin…

El Objetivo del Ejercicio

El Objetivo del ejercicio práctico de hoy es ejercer la autocrítica mediante la utilización de criterios internos, es decir, propios.

El Ejercicio Práctico: La paja en el ojo ajeno

Para hacer de manera correcta este ejercicio es fundamental que realices cada paso del ejercicio antes de pasar al siguiente. Así que resérvate 10 minutos de tu precioso tiempo para hacer bien este ejercicio. Repito, no leas el siguiente punto antes de acabar el anterior. (Dejo espacio entre cada punto para que no se vaya la vista al siguiente de manera inconsciente).

1. Haz un listado de todas las cosas que esperas que haga tu jefe. No me refiero a tu jefe actual, sino a tu jefe directo estuvieras en el trabajo que estuvieras. Qué le pedirías a tu jefe, qué comportamientos desearías que tuviera tu jefe para contigo. Haz una lista lo más específica posible, con comportamientos concretos. No hace falta que escribas mucho, con 10 ó 15 comportamientos diferentes es suficiente.

 

 

 

 

 

 

 

2. Una vez hecha la lista léela con detenimiento. Y plantéate la siguiente pregunta: ¿cuáles de esos comportamientos sería bueno que tuviera no sólo tu jefe, sino cualquier trabajador de cualquier empresa? Tacha aquellos que sólo sería conveniente que tuviera tu jefe y no otros trabajadores del mundo, matiza aquellos comportamientos que se puedan matizar para adecuarles a cualquier trabajador del mundo. Sí, probablemente sean todos los que escribiste en el anterior punto.

 

 

 

 

 

 

 

3. Ahora contesta a esta pregunta: ¿cuáles de esos comportamientos sería conveniente que tuviera yo, que yo fuera ejemplo de ellos? Evidentemente todos, ya que después del filtro anterior han quedado los comportamientos que son aplicables a cualquier trabajador del mundo, incluso a ti.

 

 

 

 

 

 

 

4. Por último, evalúate de manera honesta en cada uno de esos comportamientos y marca aquellos en los que puedes mejorar y qué deberías hacer para mejorar. Ejerce la autocrítica honesta ¡que los criterios los has puesto tú mismo!

Si alguno de esos comportamientos forman parte de alguna competencia tratada en este reto de abril de 2015 para la mejora de tus competencias, entrénate con el ejercicio práctico propuesto.

Mañana… ¡otro ejercicio!

Saludos,

Raúl.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *