Reto Abril. Día 21: Orientación a Resultados

Bienvenido al reto de abril para la mejora de tus competencias. Ya entramos en el último tercio del mes y aún nos quedan un montón de ejercicio prácticos por realizar (en concreto 10 ejercicios más), aunque ya sabes que no es necesario hacerlos todos este mes. Siempre los puedes repartir durante el año. Hoy tratamos una de esas competencias que nos han pedido varias personas porque es una competencia obligada en cualquier diccionario de competencias que se precie: La Orientación a Resultados.

Competencia del Día: Orientación a Resultados

La competencia Orientación a Resultados se puede definir como: la capacidad para dirigir todos los comportamientos y acciones hacia el cumplimiento de los objetivos marcados, incluso más allá de ellos. Esta competencia también la podemos encontrar con el nombre de Orientación a Objetivos.

El Objetivo del Ejercicio

El Objetivo del Ejercicio es empezar por la base. No se puede tener una adecuada orientación a resultados si los objetivos no están bien marcados ni establecidos. Por lo que este ejercicio trata de entrenarnos en establecer objetivos SMART. Estos objetivos se caracterizan por lo siguiente:

  • Ser específicos: concretos, no hay interpretación posible.
  • Ser medibles: existe una unidad de medida clara y fiable, un indicador.
  • Ser ambicioso: supone un reto, algo a alcanzar
  • Ser realista: es posible su cumplimiento, el reto no supone una imposibilidad
  • Tener plazo: el tiempo en el que tiene que ser logrado está marcado, o los plazos para llegar a los diferentes objetivos parciales

El Ejercicio Práctico: el Día Mundial de los Deseos Incumplidos

Para la realización de este ejercicio vamos a hacer un viaje al pasado y nos vamos a situar en el “Día Mundial de los Deseos Incumplidos“, es decir, el día 1 de enero de este año. Recordemos que aquel día nos planteamos muchos deseos: hacer deporte, comer más sano, pasar más tiempo con los amigos, trabajar menos, ganar más dinero, gastar mejor el dinero que ganemos… Pero los deseos no son objetivos SMART. El ejercicio de hoy para mejorar la competencia de Orientación a Resultados consiste en coger esos “deseos” de Año Nuevo y convertirlos a Objetivos SMART teniendo en cuenta la definición del punto anterior.

Si no te planteaste ningún deseo a principio de año (la mejor manera de evitar incumplirlo), te dejo aquí 3 deseos “típicos” para que practiques este ejercicio:

  1. Dejar de beber tanto alcohol
  2. Cuidarme (que cada uno interprete lo que quiera)
  3. Aprender a tocar el Theremin

¡Mañana nos leemos!

Saludos,

Raúl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *