Reto Abril. Día 20: Gestión de Conflictos

Hola y bienvenido de nuevo una vez más al reto de abril de 2015 para el desarrollo de tus competencias. Hoy es el día 20, así que aquí encontrarás el vigésimo ejercicio del mes. El ejercicio de hoy trata sobre la competencia: Gestión de Conflictos.

Competencia del Día

La competencia Gestión de Conflictos puede definirse como: la capacidad de resolver situaciones conflictivas entre personas de manera eficaz. Es una competencia que tiene mucha relación con otras, como por ejemplo: negociación, comunicación, etc.

El Objetivo del Ejercicio

Las fases del conflicto suelen ser 4:

  1. Conflicto latente
  2. Reacción emocional
  3. El conflicto se hace evidente
  4. Los resultados del conflicto, que pueden ser funcionales o disfuncionales

El Objetivo del ejercicio de hoy es entrenar dos estrategias para contrarrestar la tensión que se genera en la fase 3 derivada de la reacción emocional de la fase 2 y que si no se controla provocará resultados disfuncionales en la fase 4.

El Ejercicio Práctico: Mejor no echar más leña al fuego

Cuando te encuentres en una situación de conflicto en la que se pueda mascar la tensión, trata de entrenar estas dos estrategias. También es recomendable entrenarlas cuando no exista situación de conflicto:

  1. Utiliza un humor sincero, no hiriente. El humor hiriente se llama ironía o sarcasmo, se diferencia del humor sincero en que en el humor sincero nos reímos todos y en la ironía nos reímos todos menos uno. Ése que no se ríe es al que has herido con tu comentario irónico o sarcástico. La ironía y el sarcasmo son ejemplos de comunicación agresiva porque no respetas a la otra personas, la ridiculizas y te ríes de ella. No es algo recomendable cuando quieres solucionar un conflicto.
  2. Ignora los comentarios molestos. Dice el refrán: “A palabras necias, oídos sordos”. No entres al trapo, de esta manera sólo echarás más leña al fuego y probablemente al final digas cosas que no querías decir o no de la manera en que lo hiciste. Las palabras, al fin y al cabo, son un malo reflejo de lo que se nos pasa por la cabeza. Hazlas un caso relativo. Después de solucionar el conflicto y una vez tranquilos, dile que no te gustó lo que te dijo y permítele que rectifique sus palabras.

Mañana otro ejercicio práctico. ¡Hasta mañana!

Saludos,

Raúl.

Un comentario

  1. Pingback: Finalización del reto abril 2015 para el desarrollo de tus competencias | Entrepersonas Consultoría y Desarrollo S.L.U.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *