Reto Abril. Día 16: Empatía

Hola de nuevo. Sí, ya estamos en el día 16 del reto de abril para el desarrollo de tus competencias. ¿Qué tal vas con los ejercicios? No es necesario que hagas todos este mes, repártelos si quieres durante todo el año, así te cundirán más. Pero eso sí, no dejes de hacerlos. Todos. Hoy haremos un ejercicio para fortalecer la Empatía. Esta sugerencia nos la ha hecho Ana (¡gracias Ana!)

Competencia del Día: Empatía

Lo más habitual es encontrar la Empatía dentro de la competencia más general de comunicación, pero también es cierto que para ciertos puestos de trabajo es tan importante que podemos encontrarla como una competencia aparte. La competencia Empatía puede definirse como la capacidad para ponerse en el lugar de otra persona, es decir, se capaz de reconocer cómo se siente, qué piensa y qué quiere comunicar. Hay que tener en cuenta que tener empatía no es dar la razón a la otra persona, es ser capaz de ponerse en la piel de la otra persona aunque estemos en total desacuerdo con su forma de actuar, pensar o sentir.

El Objetivo del Ejercicio

El Objetivo de este Ejercicio Práctico sobre Empatía es entrenar la capacidad de demostrar empatía, no sólo ser capaz de ponerse en los zapatos de otra persona, sino demostrárselo. Hay que tener en cuenta que poner la mano en el hombro y decir “te comprendo” con mucho sentimiento, no es una manera adecuada de demostrar empatía.

El Ejercicio Práctico: sí, como muchas cosas en la vida, lo importante es demostrarlo

Con este ejercicio vamos a practicar la empatía humana más básica: demostrar que hemos comprendido la información que se nos ha transmitido. Como ya he comentado anteriormente no es suficiente decir de vez en cuando “te comprendo” con cara de sentimiento. La demostración de la empatía tiene que ir más allá, realmente tienes que demostrar que has escuchado el mensaje y lo has entendido. Eso se realiza con una paráfrasis.

Una paráfrasis es repetir la información que te han transmitido, no de memoria, sino con tus propias palabras. Esta es la manera de demostrar que has estado atento a lo que te han dicho, lo has procesado y entendido. Por eso eres capaz de repetir la idea con tus propias palabras. Dos cuestiones ha tener en cuenta: la primera es que no sirve que seas un loro y repitas palabra por palabra lo que te han dicho (eso no demuestra que lo has comprendido) y tampoco pongas en boca de la otra persona palabra que no ha querido decir (eso se puede interpretar como “manipulación”).

Ánimo con esa empatía. Te planteo el reto de que cada conversación que tengas en el día de hoy, hagas una paráfrasis. Venga, que tampoco es tan difícil.

Mañana habrá otro ejercicio práctico. Y no olvides que si quieres proponernos alguna competencia para que planteemos un ejercicio no tienes más que enviárnoslo mediante el formulario que hay en la página de contacto: aquí.

Saludos,

Raúl.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *