Ocúpate de dejar puntos que conectar en el futuro

En época de crisis los gurús tienen un mantra favorito que repiten continuamente a toda persona  que se encuentra en una situación laboral complicada: «hay que reinventarse», aunque nunca digan cómo. Ojo, no es que esté en descuerdo con el consejo. Es más me parece un consejo acertado, el problema es que la reinvención profesional no es algo que se pueda hacer de la noche a la mañana. Imagínate por un momento que hubieras trabajado durante los últimos veinte años como formador para empresas. Es decir, te has dedicado a impartir programas formativos desplazándote a las empresas para impartirlos presencialmente. Un día llega el coronavirus y cierran las empresas y las que no cierran prohíben la entrada de toda persona ajena. Ahora reinvéntate, campeón. Pues si no te preocupaste por ir dejando puntos que conectar hacia atrás, probablemente te sea imposible.

Si quieres seguir leyendo pulsa aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *