En el trabajo todas las personas son clave. Pues unas sí y otras no.

“Más vale prevenir que curar”, esta es quizá una de las frases que más veces hemos oído en nuestra vida y, a pesar de eso, seguimos sin prevenir. Pareciera que preferimos curar. Incluso probablemente la hayamos dicho más de una vez a nosotros mismos como autoconsejo, o aconsejando a otros. Pero nada, que no hay manera, seguimos corrigiendo cuando ya no hay vuelta atrás, en vez de planificar, prever y anticiparnos al error. Esto mismo pasa con otra frase muy manida en el entorno laboral: “las personas son clave“. Estoy seguro de que la habrás oído muchas veces tal cual o en alguna de sus versiones. Y también estoy seguro de que la habrás dicho alguna vez en alguna reunión, entrevista o charla informal con colegas (sí, queda muy bien en muchos sitios). Pero por mucho que la oigamos o la digamos, seguimos sin hacerla caso.

Si quieres seguir leyendo pulsa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *