El nudo gordiano o cómo hacer que las cosas sucedan

Si hay un personaje histórico que me ha fascinado siempre, ése ha sido Alejandro Magno. Incluso hace bastantes años hice una propuesta a una empresa para desarrollar a su equipo directivo basada en la vida de Alejandro Magno, una pena que no la aprobaran. Desde muy joven empecé a leer sobre él y, aunque no me considero ni mucho menos un experto en el personaje, conozco muchos pasajes de su vida (muchos de ellos leyendas). Mi favorito es el de su encuentro con el nudo gordiano. Corría el año 333 antes de Cristo cuando Alejandro llegó a Gordio. Comenzaba la conquista de Asia Menor, un año después de la mítica batalla sobre el río Gránico, donde Clito salvó su vida y mucho antes de sus conquistas en Egipto y Asia.

Para continuar leyendo pulsa aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *