El futuro de las salas de formación de las empresas

Cierra los ojos durante treinta segundos y piensa en la sala de formación que hay en la empresa donde trabajas. Seguramente se hayan materializado en tu imaginación unas paredes blancas, unas mesas, unas sillas, posiblemente un papelógrafo, probablemente una pantalla para proyectar, quizá un proyector y a lo mejor un ordenador conectado a ese proyector. Vamos, lo habitual. Lo que me suelo encontrar en la mayoría de las empresas. Pero las salas de formación del futuro no serán así. Permíteme compartir contigo cómo me las imagino y porqué.

Si quieres seguir leyendo el artículo, pulsa aquí: https://www.tribunavalladolid.com/blogs/para-profesionales/posts/el-futuro-de-las-salas-de-formacion-de-las-empresas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *