Desarrolla tu… dirección de personas

Seguimos con este entrenamiento semanal en el que cada siete días puedes trabajar una competencia diferente cual grupo muscular de tu cuerpo. Lo importante para sacar partido a estos ejercicios no es pegarte un atracón un día (al igual que no sirve de nada irte al gimnasio ocho horas seguidas, de nada bueno me refiero), sino ser perseverante e ir trabajando todos los días un poco. También puedes realizar ejercicios propuestos otras semanas e intercalarles con el que toca esta. Ya sabes, esto es una carrera de fondo, no es un sprint.

Para estas semana te propongo mejorar tu dirección de personas, en concreto, la forma que tienes de transmitir instrucciones sobre una tarea. Quizá pienses que esto es algo sencillo, pero recuerda la de veces que se ha realizado incorrectamente una tarea por no haberla entendido, o la de veces que se han tenido que volver a dar las instrucciones después de empezada la tarea. No, no es algo sencillo. Y al igual que todo lo que supone comunicarse con las personas, la responsabilidad es de ambas partes: el que comunica y el que escucha. Aunque si tuviera que poner la balanza de un lado, obviamente sería del lado de la persona que comunica. Esa persona es la que tiene que preparar bien el mensaje y comprobar que se ha entendido por el otro.

Si quieres seguir leyendo pulsa aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *