Consejos básicos para ser un mal compañero de trabajo

Después del éxito y la gran respuesta que obtuvo el artículo titulado «Consejos básicos para ser un mal jefe» publicado hace tres semanas, he decidido escribir su complementario. Este artículo va especialmente dirigido a aquellos que están decididos a ser malos compañeros, pero andan un poco perdidos y despistados sobre qué hacer exactamente para conseguirlo. Ya te aviso desde este momento que es un camino arduo, sinuoso y trufado de absurdas tentaciones de portarse bien con los compañeros. Pero no dudes, mantente firme y persevera en el esfuerzo, al final obtendrás tu recompensa.

Para seguir leyendo pulsa aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *