Cómo establecer tus objetivos para el 2015: 4 consejos que nadie te dará

Año 2015En la primera entrada del año, queremos recoger 4 consejos (que nadie te dará) para hacer tu lista de objetivos para el año 2015. Si ya la tienes hecha, no te preocupes, tiene arreglo.

  1. Haz un examen de los objetivos del año 2014. Sí, desempolva esa vieja lista de hace una año y analiza qué pasó con ella. No te atreverás a hacer una nueva lista de objetivos sin aprender de tu experiencia pasada… Sobre todo céntrate en los objetivos que cumpliste y qué fue lo que hizo que cumplieras con ellos. Ya que esos son ingredientes que tendrás que utilizar durante este año.
  2. Tira a la basura la lista del 2014, tira a la basura el esquema SMART para el establecimiento de objetivos, tira a la basura todos los blogs que has leído sobre cómo hacer listas de objetivos para el año nuevo… coge un lápiz y un papel, siéntate cómodamente, mira a un punto fijo delante de ti y dibuja una sonrisa en tus labios. Imagínate que estás en enero de 2016. ¿Qué te hubiera encantado haber conseguido en 2015? Escribe todo lo que se te ocurra.
  3. Elige 2 objetivos. Sí, has leído bien: dos. Y despliégalos totalmente. Escribe todas las acciones que tienes que realizar para alcanzar cada uno de ellos, los plazos o la frecuencia de las acciones, las dificultades que podrás tener y cómo las harás frente, el apoyo social con el que vas a contar, los medios que necesitarás y cómo los conseguirás, etc. Es decir, una guía concreta para la puesta en práctica del objetivo. Incluye en esta guía los ingredientes del punto 1.
  4. Escribe la primera acción o tarea de la guía en 20 post-it (muy importante: sólo la primera) y distribúyelos por lugares estratégicos de tu casa y de tu trabajo para que estén bien a la vista y tengas presente la tarea a realizar permanentemente. Muy útil es utilizar lugares que tienen relación con tu objetivo. Por ejemplo los puedes poner en la cajetilla de tabaco (si tu objetivo es dejar de fumar), en la puerta del frigorífico (si tu objetivo es cuidar tu alimentación), en la puerta del despacho de tu jefe (si tu objetivo es llevarte mejor con tu jefe), en la máquina de café (si tu objetivo es invitar a café a tus compañeros de trabajo), el espejo del baño (si tu objetivo es peinarte por las mañanas), en la cama (si tu objetivo es madrugar un poco más)… y cuando hayas cumplido con esa tarea quema todos esos post-it (haz esto en un lugar seguro y con la supervisión de un adulto si tú no lo eres). Después vuelve a poner en práctica este ritual de los post-it con la segunda tarea de la guía y así con las demás hasta que termines con todas las tareas y hayas conseguido el objetivo.

Espero sinceramente que te hayan servido estos 4 consejos. Y espero que si les pones en práctica me lo hagas saber.

¡Genial 2015!

Raúl García.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *