4 claves para presentaciones con diapositivas

Voy a comentar brevemente cuatro claves que hay que tener en cuenta para realizar presentaciones con diapositivas. No están todas, pero sí las que yo he observado como más habituales incluso en personas con experiencia.

Keynote

1. Una vez terminadas las diapositivas, calcula el tiempo real que tienes para cada una de ellas.

Divide el tiempo total y real que tienes para tu presentación entre las diapositivas que has hecho. Ese es el tiempo por diapositiva. Si este valor es menor de 10 segundos tienes un problema. Cuando en una ponencia encienden el ordenador y ves que para 30 minutos se han preparado 178 diapositivas, sabes con seguridad que algo no irá bien en algún momento.

2. No utilices la diapositiva como chuleta de lo que vas a decir

El orador, debe ir siempre por delante de la diapositiva y no esperar a que aparezca la diapositiva para saber qué es lo que va a decir a continuación. Y aquí sólo hay una solución: entrenamiento. Es decir, practicar previamente. Es muy incómodo que el conferenciante pase a la siguiente diapositiva y se quede leyéndola varios segundos diciendo “eh…” porque no sabe lo que viene a continuación.

3. Utiliza siempre diapositivas que hayas hecho tú y no otra persona

A ciertos niveles es habitual encargar las diapositivas a otra persona. Mala idea. Las diapositivas acompañan y complementan el discurso, por lo que la persona que va a hablar debe ser la persona que tiene que elaborar el material visual. No es la primera vez que oigo eso de: “vaya, le dije que quitara esta diapositiva”.

4. Plantéate si realmente es necesario utilizar diapositivas

Hablar en público es captar la atención, motivar a que te escuchen, impactar con el mensaje… una vez bien entrenada la presentación hazte la siguiente pregunta: ¿realmente las diapositivas aportan valor a lo que voy a decir?

Saludos,

Raúl.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *